Ser tatuado por un robot puede sonar a una idea muy descabellada, pero la realidad es que una máquina puede ser mucho más precisa que un humano, lo malo es que no podrás conversar con ella. El primer robot tatuador ya existe, y tiene tamaño industrial.

Este robot tatuador ha sido creado por dos curiosos y apasionados por los tatuajes, los diseñadores franceses Pierre Emm y Johan da Silveira. Su idea era automatizar por completo el proceso de hacer un tatuaje, y aunque los resultados todavía no son nada artísticos, el proyecto promete ser el primero de lo que podría ser la evolución de los robots para tatuajes.

Advertisement

Advertisement

Los diseñadores durante el año 2014 crearon una máquina para tatuajes al modificar una impresora 3D y añadirle las partes necesarias para tatuar. Sin embargo, después trabajaron en conjunto con Autodesk para modificar un robot industrial (comúnmente usado para ensamblar máquinas o automóviles) y que este fuera el encargado de tatuar.

Antes de comenzar una persona tiene que usar un escáner tridimensional para crear una imagen en 3D de la parte donde se hará el tatuaje. En el primer experimento se trató de una pierna, la cual luego fue amarrada e inmovilizada a una silla para que el robot comenzara a hacer su trabajo.

El resultado fue un tatuaje bastante sencillo y en forma de espiral, pero es solo el primero de muchos por venir. La pregunta es, ¿cuánto tiempo pasará antes de que estemos confiados al momento de tatuarnos con un robot y no un artista del tatuaje de carne y hueso? En mi caso, mucho. [Appropiate Audiences / Pier 9 vía Verge]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.