Los llamados televisores inteligentes, o Smart TVs en inglés, están muy bien. Vienen equipados con cámaras, aplicaciones, capacidad de conectarse a Internet y navegar por ella etc. Pero como ocurre con los ordenadores y los smartphones, esta tecnología también puede utilizarse para hacer el mal; por ejemplo para invadir la intimidad de sus dueños.

El año pasado investigadores de seguridad de la consultora ReVuln ya sacaron un vídeo en el que se veía cómo logran tomar el control de un Smart TV. Ahora, los hackers Aaron Grattafiori y Josh Yavor han anunciado que han encontrado agujeros de seguridad en los últimos televisores inteligentes de Samsung a través de los cuales pueden explotar las características de los mismos de forma remota. El resultado de este hack se ha dado a conocer en en el marco del evento Black Hat 2013.

Advertisement

Lo que hicieron estos hackers fue inyectar código malicioso en los equipos mediante el navegador web. Gracias a ello fueron capaces a encender cámaras, utilizar aplicaciones instaladas tipo Facebook o Skype, y acceder a archivos varios. En contraposición Samsung declaró que los agujeros de seguridad ya habían sido parcheados, pero en palabras de los dos investigadores “eso no significa que en el futuro no se descubran otros”, lo que ocurrirá seguro.

Las razones son obvias y principalmente dos: una, el mercado de los Smarts TV está creciendo a un ritmo imparable, lo que les convierte en un objetivo cada vez más jugoso. Dos, corren softwares complejos, pero poco chequeados en materia de seguridad.

Así que precaución con tu televisor inteligente. Ten su software siempre actualizado a la última versión y no accedas a páginas sospechosas. Con esas dos simples cosas las probabilidades de sufrir una intrusión ahora o el futuro bajan bastante. [Mashable, CNNMoney]

Foto: Kletr / Shutterstock