Turquía bloquea el servicio de Google que daba soporte a Twitter. El pulso entre el presidente del gobierno Turco, Recep Tayyip Erdoğan, y la población, continúa. Erdogan ordenó esta semana el cierre de Twitter para intentar apagar las críticas a su gobierno, y las acusaciones de corrupción. Los usuarios combatieron esta censura utilizando los servidores DNS 8.8.8.8 y 8.8.4.4 de Google. Ahora, las autoridades turcas han bloqueado esos servidores de Google. El número de tuits, sin embargo, ha crecido un 138%, con más de 1,2 millones de mensajes originados en Turquía esta semana.