Unir diseño y funcionalidad en un producto de uso diario y creado por una impresora 3D no es nada fácil. El diseñador Earl Stewart parece haberlo conseguido con estos zapatos que se antojan perfectos para el verano. Stewart trabajó con un podólogo para asegurarse que los diseños se ajustaban a la anatomía del pie. Además, como es posible utilizar escáneres 3D para personalizarlos, se ajustarán exactamente a la forma del pie de cada persona. Que tiemblen los fabricantes de zapatos.

¿Te imaginas cuando tengamos en casa una de estas impresoras 3D y nos podamos crear nuestro propio calzado veraniego? ¿Tendrán que pasar los fabricantes de calzado de hacer zapatos a vender los materiales para que los consumidores lo hagan en sus casas? Los de Earl Stewart son solo un prototipo, pero uno de los más interesantes que hemos visto. Puedes ver más imágenes en su página web. [Earl Stewart vía Designboom]