PoShYbRiD era un popular streamer del videojuego World of Tanks que entre el domingo y el lunes participó en un directo de 24 horas en Twitch. Cuando habían pasado 22 horas, dijo que se iba a fumar y no volvió. Sus seguidores pensaron que estaba dormido, pero pronto descubrieron que había muerto.

Se especula que Poshy murió de complicaciones cardiacas o de un derrame cerebral por una severa privación de sueño. Tenía 35 años y era conocido por beber y fumar durante los directos. Tras pasar 22 horas ante la cámara en un evento benéfico, su estado era tan deplorable como el que deja entrever este vídeo, uno de los últimos clips de la emisión de ayer:

La muerte de Poshy fue confirmada en el chat de su canal de Twitch por un moderador que publicó este mensaje a modo de cronología:

Advertisement

Advertisement

Lo que sabemos hasta ahora: en torno a las 3:30 AM CST, Poshy dijo que se iba a fumar y dejó el stream funcionando, pero nunca volvió. Alrededor de las 11 AM CST, todos asumimos que se había quedado dormido. Sobre las 19, Sorelor lo vio en línea en Discord y le envió un mensaje. La persona que respondió se identificó como un detective y pidió a Sore que lo llamara. Sore habló con él y llamó al departamento de policía de Virginia Beach para confirmar la identidad de los detectives. El detective confirmó que Brian había muerto.

Tras conocerse la noticia, la comunidad de World of Tanks hizo llegar al mundo sus condolencias en las redes sociales, Reddit y el canal de Twitch de Poshy.

No es la primera vez que alguien muere por privarse de dormir para continuar jugando. En 2015, un hombre de 32 años fue hallado muerto en un cibercafé de Taiwán después de pasar tres días seguidos jugando online. Sin embargo, es la primera vez que ocurre algo así durante un stream en directo, y eso nos recuerda que hay cosas que Twitch no debería permitirle a su comunidad.

Las emisiones de 24 horas son increíblemente populares en la plataforma de Amazon, pero también una manera absurda de jugar con la salud. En un reportaje reciente de Kotaku, varios streamers relataron sus comienzos y coincidieron en destacar la privación del sueño como parte de sus vidas:

Sponsored

Los streamers profesionales con los que hablé recordaron sus noches de emisiones nocturnas precedidas de una jornada completa de trabajo para atraer la atención a sus canales. Varios dijeron que, durante sus comienzos, la depresión, la ansiedad y la privación del sueño se convirtieron en una plaga derivada del temor persistente de que los fans se olvidaran de su canal tan pronto como cerraran sesión. Muchos streamers lo ven como la naturaleza del trabajo, una tormenta perfecta de vanidad y miedo. Twitch les ha proporcionado una plataforma para vivir sus sueños, y depende de ellos ser responsables.

Pero eso no es verdad. Si los usuarios sacrifican sus vidas para pasar más tiempo conectados es porque Twitch recompensa (aunque sea indirectamente) esas privaciones de sueño y esas maratones de 24 horas. Así que Twitch también es responsable. Ha muerto una persona, ¿qué otra cosa tiene que pasar para que decidan poner límites al servicio? [PVP Live]