Canonical, la compañía detrás del desarrollo de Ubuntu, ha anunciado que abandonará Ubuntu Phone, su proyecto basado en crear una versión de su sistema operativo para móviles y tablets. La iniciativa fue un completo fracaso.

La idea de Canonical con Ubuntu Phone se basaba en crear un sistema único, de convergencia, que funcionara tanto en ordenadores como en servidores, smartphones y tablets. Algo así como lo que hizo Microsoft con Windows 8 (que también fracasó en el mundo de los dispositivos móviles y tuvo que evolucionar a Windows 10). Ubuntu Phone llegó en el 2013 como una alternativa a Android e incluso algunas marcas muy conocidas lo adoptaron y le dieron una oportunidad, como Meizu.

Advertisement

Sin embargo, después de cuatro años de su lanzamiento Ubuntu Phone sigue siendo tan irrelevante en el mercado que Canonical decidió matar el proyecto y regresar a sus raíces, adoptando de nuevo GNOME en la versión principal de Ubuntu.

Ubuntu Phone se une a la cada vez más larga lista de sistemas operativos que fracasaron ante el omnipotente dominio de Android y el iPhone. BlackBerry OS y Firefox OS fueron las víctimas anteriores. [Canonical vía Ars Technica]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.