Hay muchos tipos de avión contraincendios, pero el Espíritu de John Muir es un caso especial. Esta descomunal bestia es el avión dedicado a extinción de incendios más grande del mundo. En las entrañas de este Boeing 747 modificado hay 10 descomunales tanques de fluido contraincendios y 8 tanques de aire comprimido capaces de acabar con el más persistente de los incendios.

El avión tiene la designación Boeing 747-400 Global SuperTanker, y no utiliza agua, sino compuestos químicos en gel o espuma que extinguen con mayor efectividad el fuego y evitan que se reproduzca para después disolverse sin dañar el medio ambiente. El avión puede dispersar estos compuestos de una sola vez y apagar el fuego en una franja de tres kilómetros, o sofocar hasta ocho pequeños focos de incendio.

Advertisement

Actualmente, el Espíritu de John Muir tiene su base en Colorado, Estados Unidos. Puede desplazarse a cualquier lugar de ese país en un máximo de 2,5 horas, o a cualquier lugar del mundo en 20. Estos vídeos muestran en detalle de lo que es capaz.

El Boeing 747-400 Global SuperTanker no solo está indicado en incendios forestales. Está especialmente pensado para sofocar incendios en fábricas o en instalaciones de difícil acceso, como las plataformas petrolíferas. [Global Supertanker vía Foxtrot Alpha]

Sponsored


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.