Foto: AP Images.

El lunes 21 de agosto se podrá ver un eclipse total solar desde Estados Unidos, uno de los mayores eventos astronómicos de la década para el país. No obstante, si lo miras directamente sin protección las consecuencias serán graves, como lo advierte este abuelo que sufrió daño permanente al ver un eclipse en 1962.

Cuando Lou Tomososki tenía 16 años de edad se llevó a cabo un eclipse solar parcial que podía verse desde donde vivía, en el estado de Oregón. Tomososki cuenta en una entrevista con KGW que fue advertido constantemente de las consecuencias de ver el eclipse sin usar la protección adecuada, pero que decidió ignorar todo lo que le decían.

Advertisement

Al salir de clases, Tomososki y un amigo se detuvieron a ver el eclipse en el camino, sin importar las instrucciones que había recibido en la escuela por parte de su profesor de ciencias durante los días anteriores. Debido a esto ambos jóvenes sufrieron daño permanente en sus ojos.

Imagen: Lou Tomososki actualmente (vía Univision).

El anciano cuenta que lo que vio fue lo mismo que ves cuando te toman una foto con flash, una especie de parpadeo azul incluso al cerrar sus ojos. La molestia fue tan grande que fueron al médico junto a sus familias, quien les confirmó que, efectivamente, sus retinas habían sufrido quemaduras muy graves. Tanto a él como a su amigo les diagnosticaron retinopatía solar.

Advertisement

Desde entonces, hace 55 años, Tomososki asegura que cuenta con un punto ciego en su ojo en el que no puede ver casi nada. En la entrevista comenta:

“¿Has visto esas fotos en las que alguien difumina la matrícula de un coche o el rostro de alguien? Eso mismo es lo que tengo en mi ojo derecho. Hay un espacio del tamaño de un guisante en el que no puedo ver nada”.

Tomososki quiere que su experiencia sirva de ejemplo para todos aquellos que se trasladarán a las zonas en las que será visible el eclipse del 21 de agosto, y así no sufran las mismas consecuencias que él y su amigo.

Existen muchas formas de disfrutar de un eclipse de forma segura, ya sea comprando gafas especiales y certificadas para verlo o sencillamente usando el truco de reflejar el sol sobre una hoja de papel o de árbol. Ante todo, siempre recuerda: nunca mires al Sol directamente, ni siquiera durante un eclipse total. Los médicos aseguran que es peligroso hacerlo incluso durante apenas un segundo. [vía Today / KGW / Univision]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.