Solo dos semanas después de la publicación de un vídeo mostrando a un pasajero de United Airlines cubierto en sangre y forzado a bajar de un avión por negarse a dejar su asiento, ha surgido otro vídeo de un incidente con un empleado de American Airlines. En el vídeo el azafato le dice a un pasajero que le pegue. Poco antes el empleado supuestamente había pegado a una mujer que tenía un bebé en brazos con un cochecito.

El vídeo comienza con una escena de la mujer llorando en el avión mientras sostiene a su bebé. La mujer está pidiendo que le devuelvan su cochecito. Se puede escuchar a otro pasajero, afectado por la situación, decir que él no se iba a “sentar aquí sin hacer nada” y luego dirigirse a donde está la mujer para hablar con los azafatos y pedir el nombre del empleado que supuestamente pegó a la mujer. Una pasajera, también se levanta a hablar con los trabajadores de American Airlines sobre la situación.

Después, un hombre con un uniforme de American Airlines se sube al avión y empieza a hablar con los azafatos (no se escucha lo que dicen en el vídeo). El primer pasajero le dice al empleado, “Si me haces eso a mí, terminarás en el suelo”. El empleado se acerca y le dice al pasajero, “mantente al margen”.

Advertisement

El pasajero se levanta para hablar con el empleado, que le contesta “Inténtalo. Pégame. No sabes lo que ha pasado”. Pero el pasajero contesta, “¡casi le haces daño a un bebé!”

O Dios mío! Un azafato de AA le ha quitado el cochecito a una mujer con un niño en brazos en un vuelo, pegándole a ella y casi al bebé. Luego intentó pelearse con un pasajero que trataba de defenderla. AA591 de SFO a DFW. Qué está pasando con estas aerolíneas???

Desafortunadamente no está claro lo que ha pasado antes de que empiece el vídeo, pero sí se puede concluir que ha habido un incidente grave con solo ver las reacciones de los pasajeros y la mujer llorando. La persona que publicó el vídeo en Facebook, llamado Surain Adyanthaya, afirma que el empleado de United pegó a la mujer con el cochecito mientras se lo quitaba.

Adyanthaya también publicó otra imagen de la mujer con dos niños en brazos aparentemente acompañada para bajar del avión. En la publicación, Adyanthaya declara que la mujer fue forzada a dejar el avión y que al empleado agresivo se le permitió subirse de nuevo.

El número de vuelo publicado en los posts de Facebook es AA 591, un vuelo de San Francisco, California a Dallas/Fort Worth, Texas. Este vuelo despegó a las 2:18 p.m., una hora después de lo previsto.

El 10 de abril, un vídeo de un pasajero cubierto en sangre se convirtió en viral en la web después de que fuese forzado a bajarse de un vuelo de United debido al overbooking. Se reveló que mientras la policía intentaba sacar al pasajero del avión, le rompieron la nariz y dos dientes. Oscar Munoz, el CEO de United, publicó una serie de declaraciones polémicas después del incidente. Antes de eso, United Airlines también había sido criticada por no permitir que dos chicas con leggings se subieran a un avión.

No está claro qué provocó la situación en el vídeo publicado esta semana. Esta es la declaración que American Airlines mandó a Jalopnik:

Advertisement

Sponsored

Hemos visto el vídeo y ya hemos abierto una investigación para averiguar lo que sucedió. Lo que hemos visto en el vídeo no refleja nuestros valores o nuestra atención a los clientes. Lamentamos mucho el dolor que le hemos causado a esta pasajera, su familia y cualquier otro cliente afectado por este incidente. Nos estamos encargando de cubrir todas las necesidades de su familia mientras está bajo nuestro cuidado. La pasajera ha decidido coger otro vuelo. Estamos cuidando de ella y su familia y les hemos pasado a primera clase para el resto de su trayecto internacional.

Las acciones de nuestro empleado capturadas en el vídeo parecen no reflejar paciencia o empatía, dos valores necesarios para el cuidado de los clientes. En fin, estamos decepcionados con estas acciones. El empleado ha sido suspendido mientras investigamos este asunto inmediatamente.

Actualización, 22 de abril a las 2:17 a.m.: Q13 Fox ha entrevistado a otros pasajeros que presenciaron el incidente entre el empleado de American Airlines y la madre de dos niños sobre el cochecito:

Olivia Morgan estaba en la entrada del avión esperando para embarcar con su hija de ocho años cuando sucedió el incidente.

“El azafato le arrebató el cochecito a la mujer, que estaba llorando con un bebé en brazos. Tenía a otro bebé en el asiento de al lado”, afirmó.

Morgan dijo que el azafato era “violento” cuando le quitó el cochecito a la mujer y que casi le pega con el.

“Pasó por mi lado con el cochecito y dije algo como, ‘¿Qué estás haciendo? Casi le pagas a ese bebé’. Él me gritó y me dijo que me mantuviera al margen, tal como lo hace en el vídeo”, declara Morgan.

Morgan dijo que habló con la mujer sobre el incidente. La afectada comentó que una empleada de American Airlines dijo que podía buscar un lugar para guardar el cochecito porque era muy pequeño, pero que si no había sitio tendría que facturarlo en la puerta.

“Ella estaba buscando un sitio para el cochecito cuando el empleado intentó quitárselo… Ella le dijo que la otra empleada le había dicho que podía buscar un sitio”, comenta Morgan.

Según la web de American Airlines, se pueden facturar cochecitos pequeños en la puerta del avión. No hay ninguna política sobre cochecitos en los compartimentos del avión.

El reportaje de Q13 Fox afirma que la madre se negó a soltar el cochecito y que el empleado llamó a los agentes de seguridad, después le quitó el cochecito a la fuerza, pegándole en la cabeza.

Tom Watson, que también estaba en el vuelo, dijo que el tono del azafato era “agresivo” y que la mujer no quería soltar el cochecito, lo que agravó la situación.

El empleado respondió quitándole el cochecito bruscamente a la mujer, pegándole en la cabeza y casi golpeando a los niños, según Watson.

“El azafato no debió ser tan agresivo y debió ser más consciente de que la mujer tenía niños”, afirmó.

La mujer fue acompañada hasta la salida del avión y el empleado regresó poco tiempo después.

“La mujer sabía que no podía traer el cochecito a bordo del avión y se negó a soltarlo… estaba gritando, así que ella también tiene parte de culpa en mi opinión”, dijo. “No me malinterpretes, el azafato debió ser mucho más profesional”.