Hace poco os enseñábamos un espectacular diseño del supuesto iWatch de Apple que fusionaba el concepto de reloj inteligente con la forma de accesorios como la Nike Fuelband. Es hora de bajar a la Tierra. Hoy no os traemos el diseño de cómo nos gustaría que fuera el iWatch. Os vamos a enseñar un diseño al que podría parecerse de verdad el reloj de Apple si la compañía finalmente apuesta por semejante línea de producto.

El concepto lo ha creado Jorge Acosta, diseñador industrial mexicano y seguidor de Gizmodo en Español. Nos ha enviado unos renders en los que imagina un iWatch de corte más clásico, con una carcasa metálica no muy diferente a la de los iPhone 5, pero más fina, y una pantalla levemente curvada que alberga una retícula de 3x4 botones.

Advertisement

La primera razón por la que creemos que, si existe un iWatch, podría parecerse a este, es porque es realista. Apple tiene todas las piezas que hacen falta para diseñar algo así. La pantalla está ligeramente curvada, pero no tanto como para que sea complicada de producir. Hay un marco al que sujetar el cristal, y las dimensiones son relativamente tradicionales, aunque nosotros apostaríamos por una retícula algo más pequeña en altura.

Otro de los puntos a favor de este diseño es que es continuísta, no rompedor. Aunque tenga fama de empresa innovadora, Apple es bastante conservadora a la hora de diseñar sus productos. En realidad, ya hemos conocido algo muy parecido a un iWatch. El iPod Nano de sexta generación fue llevado y utilizado por muchos como reloj. El diseño de Acosta no se aleja mucho del concepto de aquel iPod, aunque mejorado.

La correa es otro aspecto a tener en cuenta. A diferencia del Samsung Galaxy Gear, es poco probable que Apple decida imponer una correa fija teniendo en cuenta el dinero que puede ganar licenciando correas intercambiables de todos los fabricantes de accesorios.

Advertisement

Finalmente, este concepto apuesta por la simplicidad. Existe una especie de política interna de Apple que trata siempre de simplificar al máximo los productos, reducirlos a su esencia. Esa es una de las razones por las que Apple se ha resistido tanto a ampliar el tamaño del iPhone, porque no quieren que deje de ser un teléfono. En el caso del hipotético iWatch, me extrañaría que Apple apostara por dotarlo de extras como una cámara o un micrófono. Probablemente lo reduciría a las funciones que puede tener un iPod nano, pero con una robusta plataforma de conexión con el iPhone, que es, a la postre, la idea esencial detrás de un smartwatch. Lo que sí es dudoso es que Apple vaya a molestarse en añadir conectividad 3G a un dispositivo de este tipo.

Hasta que Apple no decida lanzarse a la piscina de los smartwatch, si es que lo hace, no queda más que imaginar. Os dejamos con más imágenes del concepto creado por Acosta. En su página web podéis ver otras de sus creaciones. [vía Jorge Acosta]