El partido clasificatorio para la Eurocopa de 2016 celebrado ayer en el estado Partizan de Belgrado entre Serbia y Albania fue suspendido tras el enfrentamiento entre los jugadores. La policía se vio obligada a intervenir para mantener la seguridad. ¿El desencadenante? Un dron que sobrevoló el campo ondeando una bandera albanesa. El jugador serbio Stefan Mitrović la retiró y saltó el conflicto.

Justo cuando Mitrović atrapó la bandera en el aire, poco antes del descanso (el partido iba 0-0), los jugadores albaneses se echaron encima en protesta y comenzó la trifulca, que acabó contagiándose a la grada. Una docena de aficionados serbios saltaron al campo para intentar agredir a los jugadores albaneses. Lo surrealista es que, según la televisión estatal serbia, Olsi Rama, hermano del primer ministro albanés Edi Rama, fue detenido en la zona VIP del palco por, supuestamente, instigar a volar el dron con la bandera. El árbitro del encuentro decidió suspender definitivamente el partido.

Una de las claves es que la bandera no era la insignia oficial de Albania, sino la bandera de la Gran Albania, movimiento nacionalista que busca la integración de todos los territorios con mayoría de población albanesa, como Kosovo, cuya independencia no reconoce Serbia. El partido había sido calificado ya de alto riesgo por la UEFA, pero lo ocurrido demuestra que la tensión entre serbios y albaneses, especialmente tras la Guerra de Kosovo en 1998, sigue aún muy vigente. Puedes ver debajo más imágenes y vídeos de lo ocurrido.

Aficionados radicales serbios saltan al césped para agredir a los jugadores albaneses.

Jugadores de Albania abandonan el campo entre el lanzamiento de objetos desde la grada.

Fotos: AP

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)