¿Sabéis esas veces en las que enviamos un email a la persona que no es y tratamos de revertir desesperadamente ese envío? Pues algo parecido le ha pasado a un empleado de aduanas australiano que, sin pretenderlo, ha aireado todo tipo de datos personales de algunos de los líderes mundiales más importantes.

Los hechos se remontan al mes de noviembre de 2014, fecha en la que líderes de todo el mundo se concentraron en la ciudad australiana de Brisbane para celebrar una nueva cumbre del G20. Para entrar en el país, los políticos tuvieron que pasar aduanas como todo hijo de vecino.

Advertisement

Los datos registrados en aduana son variopintos y relativamente sensibles. Van desde el nombre hasta el número de pasaporte, número de visado, edad, nacionalidad o fecha de nacimiento. Según informa The Guardian, la filtración afecta a 31 mandatarios entre los que se encuentran algunos tan conocidos como el presidente de Estados Unidos Barack Obama, su homónimo ruso Vladimir Putin, la canciller alemana Ángela Merkel, el presidente chino Xi Jinping, el primer ministro indio Narendra Modi, su homónimo japonés Shinzo Abe, el presidente de Indonesia Joko Widodo, o el primer ministro británico David Cameron.

Según informó el director de los servicios de aduanas de Australia, la filtración produjo debido a un error humano y su alcance no reviste gravedad. Al parecer, un empleado de aduanas no comprobó si la función de autorrelleno de direcciones de Outloook había introducido la dirección correcta en el "para" al escribir un correo. A resultas de ello, en vez de enviar la información sobre los dirigentes a la persona que debía archivarla, se la envió a un representante de la Copa Asia de Fútbol que se celebra este año en Australia.

Desde la AFC Asian Cup han asegurado que el correo se ha borrado de sus servidores. Por ello, el departamento de aduanas no consideró necesario hacer público el error y el incidente no se ha conocido hasta ahora. El primer ministro de Inmigración de Australia, Peter Dutton, no ha hecho más declaraciones al respecto. [vía The Guardian]

Foto: AP Images

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)