Foto: Seth Wenig / AP Images.

Una nueva polémica gira alrededor de Uber. Esta vez uno de sus empleados se ha suicidado después de varios meses trabajando para la compañía, y su viuda está culpando a la “estresante cultura laboral y el racismo” en los cuarteles de Uber.

El pasado mes de agosto de 2016 se quitó la vida Joseph Thomas con un disparo, tras cinco meses trabajando en Uber. Su viuda, Zecole Thomas, mencionó en declaraciones a The San Francisco Chronicle que su esposo cambió de manera drástica al trabajar en Uber: “ya no era el mismo, su personalidad cambió”. La viuda asegura que trabajar en esa compañía no solo era extremadamente estresante para su esposo, sino que también lo obligaba a enfrentarse constantemente a comentarios racistas, debido a que era afroamericano.

Advertisement

Antes de comenzar a trabajar en Uber, Thomas laboraba en LinkedIn y rechazó una oferta para trabajar en Apple. Según su familia, durante sus últimas semanas de vida se quejaba en su perfil en Facebook y con sus conocidos diciéndoles que trabajar en Uber lo había destruido.

La familia de Thomas contrató a un abogado para buscar una compensación, alegando que habría sufrido de tal nivel de estrés laboral y discriminación racial que lo afectó severamente. Uber, en un comunicado, lamentó la muerte de Thomas y mencionó que ninguna familia debería pasar por este tipo de tragedia.

Aunque solamente un juez podrá determinar si las acusaciones de la familia de Thomas son válidas o no (y, en dado caso, cuál será su compensación), es cierto que durante los últimos meses Uber se ha visto envuelta en un gran número de casos polémicos sobre condiciones laborales deplorables, acoso sexual y racismo. Según un estudio que se llevó a cabo a inicios de 2017, solo un 1% de los empleados de esta compañía son afroamericanos. [San Francisco Chronicle vía Business Insider / Mashable]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.