Spotify ha vuelto a caer (sí, no es la primera vez) en un error de bulto para con los usuarios que usan su plataforma de forma gratuita a cambio de recibir publicidad. Un fallo en la selección de los anuncios está sirviendo como canal para malware que afecta al navegador.

Advertisement

La peor parte es que las quejas provienen de usuarios de los principales sistemas operativos. Se ha reportado casos de malware en Windows 10, en OSX y hasta en Ubuntu. Al parecer, lo que ocurre es que algunos anuncios abren ventanas del navegador que llevan a malware.

En Spotify se han puesto ya a investigar el problema, aunque de momento no han emitido ningún comunicado oficial sobre el tema. La primera vez que Spotify sufrió este fallo se remonta a 2011, pero también ha habido casos en 2013 y 2014. Desde luego, no es la mejor de las estrategias para competir con otros servicios de streaming. Sobre todo si se repite. [vía The Next Web]

Advertisement

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.