Los modelos de LEGO construídos a escala 1:1 están sufriendo un áuge en estos días. Al X-Wing a tamaño real se une ahora esta espectacular figura de un terminator de la serie T-800 que suponemos que ha venido del futuro a recuperar su brazo de LEGO perdido en el pasado.

El entusiasta del LEGO Martin Latta ha requerido de más de 150.000 piezas para terminar esta figura que incluye, además de una detallada mecánica, ojos retroiluminados para darle ese toque extra de malignidad. Nos preguntamos si ahora Latta se atreverá a recubrir la figura con un Arnold hecho también con LEGO [Flickr via The Brothers Brick].