El motor de iones más eficiente que ha desarrollado la NASA hasta la fecha es el Hipep, que ostenta un récord de impulso específico de 9.600 segundos. Patrick Neumann, un estudiante doctoral de la Universidad de Sidney asegura haber batido ese récord con un motor tan eficiente que alcanza alrededor de 14.690 segundos de impulso.

No es que el motor sea más potente en términos estrictos (su aceleración es menor), pero el hecho de que tenga más tiempo de impulso lo hace mucho más eficiente desde el punto de vista de consumo de combustible, un factor de gran importancia en viajes largos como el que ya se esboza a Marte.

Los motores de iones o propulsores iónicos son el futuro de la exploración espacial. Aunque varían en el método utilizado, todos ellos basan su impulso en la emisión dirigida de partículas cargadas (iones) que surgen al excitar átomos mediante electricidad. La potencia del sistema no es comparable a la de motores de combustión convencionales, pero su aceleración constante y la escasa cantidad de combustible que necesitan los hace ideales para viajes espaciales.

Advertisement

El propulsor Hipep de la NASA utiliza gas Xenon para funcionar, pero el motor Neumann (no confundir con la máquina de Von Neumann) puede utilizar prácticamente cualquier material conductor de la electricidad. Su creador lo ha probado con vanadio, magnesio, titanio y bismuto, logrando el máximo impulso con magnesio.

Esta versatilidad tiene una ventaja adicional. Esos materiales son bastante fáciles de encontrar en la chatarra espacial y en los restos de sondas y satélites. En otras palabras, en caso de emergencia, el propulsor Neumann podría alimentarse de la propia nave que impulsa o de restos de otras.

Advertisement

Los cálculos de Patrick Neumann aún tienen que ser comprobados por otros científicos independientes de la Universidad de Sidney. Si se confirman, el propulsor sería ideal para impulsar sondas no tripuladas con suministros a Marte. Su creador ya ha registrado la patente. [Universidad de Sidney vía MNN]

Portada: Propulsor Hipep de la NASA. Wikimedia Commons

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)