Imagen: Lolostock / Shutterstock

Tumbarte boca arriba con las piernas elevadas cuando tu pareja acaba de eyacular no ayuda a que te quedes embarazada. El estudio más completo sobre el tema hasta la fecha dice que los espermatozoides no se caen cuando te levantas de la cama, así que es poco probable que la postura sirva de algo.

Lo hemos visto en el cine y en la televisión, pero el mito viene de muy atrás: se ha transmitido de generación en generación hasta formar parte del imaginario colectivo. La idea es que en esta postura el semen no se sale de la vagina y damos tiempo a los espermatozoides para que lleguen hasta el óvulo.

Advertisement

Advertisement

Esa misma teoría se aplica en consultas de fertilidad de todo el mundo tras las inseminaciones artificiales. Incluso hay pequeños estudios que avalan que 15 minutos de reposo mejoran las tasas de éxito de estos tratamientos. Ahora un ensayo con 479 mujeres y casi 2.000 ciclos de inseminación intrauterina ha demostrado que no existen motivos para la inmovilización de las pacientes.

Joukje van Rijswijk y sus colegas del Centro Médico de la Universidad VU de Ámsterdam asignaron aleatoriamente una de dos opciones a estas mujeres: bien guardar reposo durante 15 minutos o bien levantarse inmediatamente de la cama y moverse libremente tras la inseminación. Los médicos se encontraron con una tasa de éxito del 32% para las mujeres inmovilizadas, mientras que el 40% las pacientes que se movieron de inmediato se quedaron embarazadas.

“En nuestra opinión, la inmovilización después de la inseminación intrauterina no tiene un efecto positivo sobre las tasas de embarazo”, dice van Rijswijk. “No hay ninguna razón por la cual las pacientes deban permanecer inmovilizadas después del tratamiento”. Sin embargo, la investigación no saca conclusiones sobre la concepción natural porque se ha centrado en la artificial.

Sponsored

El mito podría surgir de nuestro escaso entendimiento de la anatomía femenina: el útero y la vagina no están directamente alineados, como vimos en los diagramas frontales del colegio; están casi en perpendicular. [New Scientist]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.