Canales supuestamente formados por agua líquida. Foto: NASA

El año pasado, la NASA confirmó que hay indicios de agua líquida en Marte. Esos indicios son marcas de flujos de agua en las laderas de ls polos del planeta. El hallazgo hizo albergar la esperanza de que ese agua pueda facilitar la colonización del planeta rojo. Sin embargo, puede que las cosas no sean tan fáciles.

Un nuevo estudio publicado en la revista Journal of Geophysical Research explica que aprovechar ese agua podría ser un auténtico dolor de cabeza para los primeros colonos que aterricen en el Planeta. El problema es que hemos encontrado indicios de corrientes de líquido sobre las dunas de Marte en las regiones del ecuador, pero no se sabe de dónde vienen.

Una primera hipótesis es que se trate de agua proveniente de hielo presente en el subsuelo marciano que se funde en determinadas estaciones. En teoría, estos depósitos de hielo podrían ser aprovechables. El problema es que los geólogos coinciden en señalar que casi con toda probabilidad se trate de salmuera, o sea, de agua tan salada que no merezca la pena tratar de desalinizarla.

Detalle de los torrentes oscuros sobre la arena que podrían deberse al flujo de agua líquida. Foto: NASA

La hipótesis de los depósitos de hielo es, por cierto, la más optimista. Una segunda teoría apunta a que el agua proviene de la propia atmosfera y se filtra en el terreno por un proceso químico llamado delicuescencia. Si es este el caso, extraer el agua del aire podría ser un proceso muy lento como para ser de ninguna utilidad. Lamentablemente aún no hemos desarrollado evaporadores de humedad como los que Luke reparaba en Star Wars.

Advertisement

Advertisement

La tercera hipótesis contemplada en el estudio es aún más desoladora. Existe la posibilidad de que las marcas sobre las dunas no estén causadas por agua sino que se trate de flujos secos producto de algún otro fenómeno geológico. Es una posibilidad remota, pero hay que tenerla en cuenta.

La naturaleza exacta de las marcas de supuestas corrientes de agua en Marte solo se disiparán cuando enviemos una nueva sonda a examinar el terreno de esa región concreta. Hasta entonces, es mejor no contar con la posibilidad de que los futuros astronautas que exploren Marte puedan extraer agua del planeta. [Journal of Geophysical Research vía AGU]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.