Que Google muestra todo tipo de anuncios y enlaces patrocinados en sus búsquedas y en sus servicios no es nada nuevo. Lo nuevo es que, según un nuevo estudio, cuando se trata de anuncios relacionados con el empleo, Google hace mejores ofertas si cree que eres un hombre.

El estudio ha sido realizado entre la Universidad Carnegie Mellon y el Instituto Internacional de Ciencias de la Computación en la Universidad de Berkeley, ambas en Estados Unidos. Para el estudio, han creado una herramienta llamada AdFisher. Lo que hace este software es hacerse pasar por diferentes usuarios para examinar cómo orienta Google la publicidad de sus anuncios en otras páginas en función del perfil del perfil al que se dirige.

Lo que han encontrado es un inusual sesgo sexista en ofertas de trabajo. Cuando el usuario es hombre, es más probable que le muestre anuncios para puestos de alta calificación y sueldo que cuando se trata de una mujer. Como indican en MIT Technlogy Review, no se sabe con exactitud cuáles son los motivos que generan este sesgo, ya que los algoritmos de Google para publicidad se cuentan entre los más avanzados de la compañía. Anupam Datta, profesor asociado en Carnegie Mellon y uno de los autores del estudio explica:

Creo que nuestro estudio sugiere que hay zonas del ecosistema en las que está comenzando a filtrarse ciertos tipos de discriminación y en los que la transparencia no es suficiente. Esto es preocupante desde un punto de vista social, ya que sistemas como el de Google tienen influencia sobre la información que llega al público y, potencialmente, pueden influir en la toma de decisiones.

Datta y su equipo han sido contactados por Microsoft para integrar Adfisher en los resultados de Bing. En cuanto a Google, la compañía no ha comentado el estudio cuando los investigadores se lo han remitido. Su única reacción, este pasado mes de junio, ha sido incluir un aviso en su página de configuración en el que explica que las áreas de interés de Google solo determinan algunos anuncios. Google y otras universidades están examinando los hallazgos de AdFisher para comprobar que no se trata simplemente de excepciones raras a la norma. [vía MIT Technlogy Review]

Foto: PathDoc / Shutterstock

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)