En su momento llegó a decirse hasta que el cine en 3D era perjudicial para el cerebro, y no falta quien se queja de vista borrosa y dolores de cabeza cuándo lo usa. Sin embargo, un nuevo estudio ha hallado indicios de que el cine en tres dimensiones es beneficioso para reforzar algunas funciones cognitivas del cerebro.

Para llegar a esta conclusión, los neurocientíficos británicos Patrick Fagan, de la Universidad Goldsmiths, y Brendan Walker, del laboratorio Thrill, sometieron a varios grupos de voluntarios a una película normal y luego al mismo film en 3D mientras llevaban puestos unos sensores para medir la actividad cerebral.

Advertisement

El resultado, en realidad, no debería ser muy sorprendente. El cine en 3D obliga al cerebro a realizar más actividad. Tras ver la película, los espectadores mostraron una mejora de hasta un 23% en determinadas habilidades relacionadas con el procesamiento cognitivo.

Esta mejora dura aproximadamente 20 minutos, pero Fagan y Walker creen que los contenidos en 3D podrían ser beneficiosos a la hora de frenar el deterioro cognitivo, así como para potenciar las habilidades de profesiones que utilizan mucho estas áreas, como cirujanos o tenistas. Sea como sea, no parece que el resultado del estudio vaya a mejorar la calidad de las películas pensadas para este formato. [Thrill Laboratory vía The Guardian]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)