Los técnicos de Space X llevan desde el pasado 28 de junio investigando las causas de la explosión que destruyó el cohete Falcon 9 a solo 3 minutos de su lanzamiento. La compañía por fin ha ofrecido una primera explicación oficial. El fallo tuvo lugar en un puntal que no resistió la presión de los tanques del cohete.

Los puntales son las piezas utilizadas para mantener los niveles de presión en los tanques de helio del cohete. Según explica el propio Musk, estas piezas están pensadas para resistir hasta 10.000 libras de fuerza, pero la pieza fallo con solo 2.000.

Advertisement

En una rueda de prensa ofrecida hoy mismo, el CEO de Space X ha añadido que los datos de la investigación aún son preliminares y que los técnicos de la compañía siguen examinando los restos para tratar de averiguar cómo fue posible que la pieza cediera tan fácilmente.

El accidente se produjo en el séptimo despegue de los 12 que SpaceX tiene contratados con la NASA. Los restantes se han suspendido hasta que no se esclarezcan los detalles del accidente. SpaceX es uno de los futuros proveedores de vuelos tripulados hacia la ISS. El primero de esos vuelos tendrá lugar en 2017. [vía The Verge]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)