No está muy claro qué sucede y por qué pero un gravísimo fallo de seguridad en Steam está permitiendo a determinados jugadores acceder, aleatoriamente, a la cuenta de otro. Así, tanto el idioma como la página de perfil individual dentro del cliente cambian a placer y saltar de una a otra es tan sencillo como actualizar la página.

El error afecta, según parece, a todas las cuentas sin importar si es vía web, vía cliente y en todas las plataformas por igual. Steam Guard, la herramienta del servicio para proteger inicios de sesión autorizados, no soluciona nada porque el error aparece de manera aleatoria dentro del cliente cuando el usuario ya se ha logueado.

Mientras Valve soluciona el problema: lo mejor es no entrar a la cuenta, no modificar métodos de pago ni intentar nada extraño, la tienda ya ha sido desactivada por precuación.

Advertisement

En constante actualización

Más información: Kotaku