Para conducir de forma autónoma el coche sin conductor de Google recopila casi 1 Gb cada segundo que circula. Es información que llega al ordenador central mediante diversos sensores de proximidad, LIDAR -medidor láser de distancia-, cámaras, radar y GPS y que el vehículo utiliza para determinar la velocidad de maniobra y movimiento.

Esta foto, publicada en Twitter por Bill Gross, fundador de la incubadora Idealab, muestra por ejemplo todos los datos que el coche utiliza antes de realizar un giro a la izquierda en una intersección En ella se puede ver cómo ha detectado y aislado la presencia de otros vehículos o la zona, tanto los estacionados como los que están en movimiento, y la línea que debe detenerse antes de realizar el giro a la izquierda mientras el semáforo esté en rojo. [Bill Gross]