Ilustración: Tara Jacoby

La próxima vez que un imbécil diga que “la depresión está en tu cabeza”, es posible que lleve razón —pero no como él se piensa. Tras realizar una serie de escáneres cerebrales en más de 900 personas, un equipo de científicos cree haber identificado la causa física de la depresión.

Advertisement

421 pacientes con un trastorno depresivo mayor y 488 sujetos de control ayudaron a demostrar que la depresión está relacionada con la actividad neuronal de la corteza orbitofrontal, una región del cerebro asociada a la integración sensorial, la toma de decisiones y la formación de expectativas.

Por un lado, los pacientes con cuadros de depresión mostraron conexiones neuronales más débiles entre la corteza orbitofrontal medial y los sistemas de memoria del cerebro, que se encuentran en el hipocampo. Esta falla de conectividad ya se había vinculado antes con el hecho de que las personas deprimidas tienen más dificultades para acceder a los recuerdos felices.

Imagen: Universidad de Warwick

Por otro lado, los pacientes con depresión parecen tener conexiones neuronales más fuertes en la corteza orbitofrontal lateral, que es la porción del cerebro encargada de procesar los castigos y está relacionada con la sensación de pérdida o la decepción que produce no recibir recompensas. Estas neuronas se conectan con la precuña —que se cree que tiene que ver con la conciencia de uno mismo— y el giro angular, la estructura del cerebro responsable de la atención y la recuperación de los recuerdos.

Advertisement

Conocer la causa física de la depresión podría impulsar el desarrollo de nuevos tratamientos que ayuden a las personas deprimidas a dejar de centrarse en los pensamientos negativos. Los autores del estudio (investigadores de la Universidad Fudan, en China, y la Universidad de Warwick, en el Reino Unido) publicaron sus conclusiones en Brain.

[Science Alert, Tendencias21]