Steam está lleno de juegos masivos online realmente estupendos. Ark: Survival Evolved es uno de ellos. El juego deja mucha libertad, tanta que no faltan los habituales trolls que tan solo se dedican a molestar a otros. En un servidor, un grupo de jugadores ha decidido tomarse la justicia por su mano.

Se puede pensar en Ark: Survival Evolved como en un DayZ, pero con dinosaurios. Los jugadores pueden construir todo tipo de estructuras, agruparse, colaborar, recolectar recursos, matarse entre ellos, o sencillamente hacerse la vida imposible robando y destruyendo lo que hacen otros.

Advertisement

Una de las características más peculiares del juego es la manera que tiene de gestionar lo que pasa cuando un jugador pierde el conocimiento. Los desarrolladores de Ark: Survival Evolved explican en la página del juego en Steam que si un jugador se desconecta, toma ciertos venenos o sufre un trauma severo, cae inconsciente. En ese estado otros jugadores no solo pueden robarle o terminar de matarle, sino curarle, mantenerle vivo o cambiarle de sitio. Este último detalle es que el que ha permitido hacer justicia.

En uno de los servidores del juego, un usuario llamado Ricky estaba cometiendo todo tipo de tropelías hasta que un grupo de jugadores le dio caza, solo que en vez de matarlo lo llevaron a una celda que ellos mismos habían construido y lo mantuvieron allí durante 10 horas de juego. Si Ricky trataba de matarse reduciendo su vida a base de golpear las paredes con los puños, lo sedaban y le suministraban medicina para curarse.

Advertisement

Lo más gracioso del asunto es que, durante la condena, Ricky y los jugadores que le encarcelaron han trabado amistad, y ahora cazan todos en la misma tribu. Según aseguran, el comportamiento del troll ha mejorado sensiblemente. Bajo estas líneas tenéis el tráiler de presentación del juego [Steam vía Kotaku]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)