Foto: CCTV / Gizmodo

Los tigres son animales solitarios, pero cuando se les confina en parques naturales a veces forman grupos improvisados. En inglés un grupo de tigres recibe el nombre de emboscada (ambush) por una buena razón. Cuando se unen para cazar una presa son simplemente letales.

El piloto de un cuadricóptero aprendió esta lección por las malas en un parque natural en la provincia de Heilongjiang, en China. Una cadena de televisión estaba tratando de grabar a los tigres siberianos en su recinto durante una copiosa nevada cuando, sin previo aviso, los tigres decidieron perseguir y derribar el dispositivo.

El Dron, un DJI Phantom, no tuvo ninguna oportunidad. Un solo zarpazo bastó para derribarlo. Poco después, el grupo de felinos se deleitaba haciendo trizas el cuadricóptero. Solo pararon cuando los daños en el vehículo acabaron por incendiar las baterías. Aunque no hay confirmación oficial, parece que ninguno de los tigres resultó herido. No se puede decir lo mismo del dron. [vía CCTV]