La sede central de Telefónica en el Distro T de Madrid. Foto: M.Peinado / Flickr

Si eres cliente de Telefónica, no notarás nada, pero toda la compañía se encuentra ahora mismo en estado de máxima alerta. Los ordenadores de la red interna han colapsado, y desde megafonía han pedido apagar todos los terminales. La culpa de todo la tiene un ataque informático.

Aunque por el momento no existen declaraciones oficiales, diversas fuentes internas de la compañía consultadas por Gizmodo han confirmado que se trata de un ataque externo contra la red corporativa de la compañía.

Los problemas han comenzado esta mañana, cuando técnicos de Telefónica han detectado un virus que se estaba transmitiendo rápidamente por la red corporativa. Al parecer, se trata de un ataque tipo ransomware en el que malware aún sin determinar ha comenzado a cifrar discos duros de la red interna y a solicitar rescate a los usuarios en Bitcoins.

Advertisement

Advertisement

El ataque ha obligado al personal a apagar todos los equipos informáticos que estuvieran conectados a Internet. También se les ha ordenado que no usen el correo electrónico corporativo ni se lleven a casa los equipos.

Al parecer, el hackeo también ha afectado a las sedes de la compañía en otras ciudades españolas. En un principio se barajaba la posibilidad de que el ataque hubiera afectado también a Vodafone, a Iberdrola y al Banco BBVA, pero los responsables de las compañías están desmintiendo ese extremo.

Desde Telefónica tan solo hablan de un problema técnico interno que afecta a 40 equipos, pero distintas fuentes consultadas por El Mundo confirman que se trata de un ataque externo a la compañía y originado en china. El ataque se basa en Ransomware y su pantalla pidiendo rescate se ha podido ver en diversos equipos de las oficinas del Distrito T y Gran Vía. Según la misma fuente, la sede de Madrid de Gas Natural podría haber apagado los ordenadores de todos sus empleados después de que apareciese el mensaje que exige el rescate en bitcoins, pero este extremo aún no ha podido ser confirmado.