Imagen: AP

Un ingeniero de Google publicó un documento de 10 páginas internamente en donde critica las iniciativas de diversidad de la empresa y proclama que el hecho de que hay pocas mujeres en la compañía no se debe al sexismo o a la discriminación, sino a las diferencias biológicas y psicológicas entre hombres y mujeres.

El documento, que fue publicada en exclusiva por Gizmodo, en general ha generado indignación dentro y fuera de Google. No obstante, según Motherboard, algunos empleados de la empresa han dicho que había algunos de sus compañeros que estaba parcialmente de acuerdo con lo que escribió el ingeniero. La publicación del documento no viene en un momento oportuno para Google, que actualmente está siendo investigada por el Departamento de Trabajo de Estados Unidos por pagarle menos las mujeres que a los hombres a pesar de que ocupen cargos similares.

El autor del documento — un ingeniero de Mountain View, California cuya identidad no ha sido revelada — declara que existe un prejuicio político en Google que ha creado una cultura en donde las personas con opiniones diferentes sobre temas de sexismo, racismo y discriminación son obligadas a mantenerse calladas si no quieren ser humilladas por los demás.

Advertisement

A continuación resumimos algunos de los puntos que más se destacaron del documento.

La brecha de género en el sector de la tecnología se puede explicar por diferencias biológicas

Según el ingeniero, los hombres y las mujeres son muy diferentes biológicamente. “Solamente estoy diciendo que la distribución de preferencias y habilidades de hombres y mujeres son diferentes debido a causas biológicas. Estas diferencias posiblemente explica por qué no hay una representación igualitaria de mujeres en el sector de tecnología y en puestos de liderazgo”.

La personalidad de la mujer conduce a que prefiera empleos en áreas sociales o artísticas. Esto también causa “otros” problemas

El autor proclama que las mujeres son más abiertas con temas de emociones y la estética que con las ideas. Además, a diferencia de los hombres, tienen un mayor interés en personas que en cosas. Esto conduce a que las mujeres prefieran trabajos en las áreas sociales o artísticas, según el autor. Añade que las mujeres también suelen ser muy complacientes.

Advertisement

“Esto lleva a que las mujeres tengan más dificultad negociando sus salarios, pidiendo un aumento de sueldo, expresando sus opiniones y liderando”, comenta. “Destaco que estas son diferencias generales y que hay una coincidencia entre hombres y mujeres, pero esto es exclusivamente un problema de mujeres. Esto ha generado programas como Stretch [para apoyarles] que excluye a una gran cantidad de hombres y les deja sin ningún tipo de apoyo”.

El documento también menciona que las mujeres suelen ser neuróticas y que tienen niveles altos de ansiedad y poca tolerancia para el estrés. “Esto posiblemente contribuye a los altos niveles de estrés que las mujeres reportan en Googlegeist [que es el nombre de las encuestas internas realizas por la empresa] y al bajo número de mujeres en trabajos con mucho estrés”.

Los hombres desean tener un estatus más que las mujeres

“Siempre nos preguntamos por qué no vemos a las mujeres en cargos altos, pero nunca nos preguntamos por qué vemos a tantos hombres”, escribe el ingeniero. “Estos cargos muchas veces requieren horas largas y estresantes que posiblemente no merezcan la pena si quieres vivir una vida equilibrada y gratificante”.

El autor destaca que más hombres se sienten “empujados” a puestos de trabajo así porque son juzgados por su estatus. Esto también conduce a que los hombres acepten trabajos peligrosos como el de minero de carbón, recolector de basura o bombero.

En nombre de la diversidad de razas y de género, Google ha creado varias prácticas discriminatorias

El ingeniero declara que cree firmemente en la diversidad de razas y de género, pero que los programas y procesos que ha generado Google para crear esta diversidad en la empresa son discriminatorios. Algunos ejemplos consisten de programas y clases solamente para personas de cierto género o raza y una cola de alta prioridad y tratamiento especial para candidatos “diversos”. Según el autor, la empresa también analiza y “reconsidera” grupos de personas si opina que no son lo suficiente diversos.

Los humanos en general quieren proteger a las mujeres pero no quieren escuchar las protestas de los hombres

“Tenemos muchos programas del gobierno y de Google para proteger a las mujeres. También tenemos campos de estudio y normas legales y sociales para esto”, afirma. “No obstante, cuando un hombre se queja de un tema de género que afecta los hombres, le etiquetan como un quejica y un misógino. Cada diferencia entre hombres y mujeres se interpreta como una forma de opresión contra la mujer”.

Además de exponer sus puntos de vista, el ingeniero también incluyó algunas sugerencias sobre lo que se debe de hacer para combatir contra la “discriminación” en la empresa:

  • Dejar de moralizar la diversidad. Cuando empezamos a hacer esto, según el autor, dejamos de ver la cosas en términos de costes y beneficios.
  • Dejar de aislar a los conservadores. En entornos progresivos, conservadores sienten que tienen que estar “en el armario” para evitar hostilidad.
  • Confrontar los prejuicios de Google.
  • Dejar de restringir programas y clases a ciertos géneros y razas. Esto no es justo y es divisivo.
  • Tener una conversación honesta sobre los costes y beneficios de los programas de diversidad de Google. Estos programas fomentan la discriminación ilegal.
  • Centrarse en la seguridad psicológica en vez de la diversidad de género y raza. Esta seguridad es importante para poder experimentar los beneficios de la diversidad.
  • Dejar de enfatizar la empatía en el trabajo para poder analizar los hechos lógicamente.
  • Priorizar la intención de las personas en vez de las micro-agresiones.
  • Ser abiertos sobre las diferencias biológicas.

La vicepresidente de diversidad de Google, Danielle Brown, mandó una nota a los empleados de Google después de la publicación del documento. Brown afirma que pensó que el documento promovió creencias incorrectas sobre el género y que ni ella ni Google estaban de acuerdo con que había escrito el ingeniero.

Advertisement

“La diversidad y la inclusión son partes fundamentales de nuestros valores y de la cultura que cultivamos en la empresa”, escribió Brown. “Nos mantenemos firmes en nuestra creencia de que la diversidad y la inclusión son claves a nuestro éxito como empresa. Continuaremos a defender este punto de vista y estamos comprometidos a ello a largo plazo”.

Brown declara que parte de construir un entorno inclusivo es fomentar una cultura en donde las personas con diferentes opiniones se sienten seguras compartiéndolas. No obstante, añadió que los discursos tienen que estar de acuerdo con los principios de igualdad de oportunidades de empleo en el Código de Conducta de la empresa, sus políticas y las leyes en contra de la discriminación.

Advertisement

Después de todo esto, algo es seguro: en Google tiene mucho de qué hablar estos próximos días.