Foto: iPhone incendiado, vía Komo News.

Continúan los casos de smartphones explosivos solo que esta vez no se trata de ningún Samsung. Un iPhone ha sido el último en hacer combustión espontánea y envolverse en llamas, la diferencia es que esta vez lo ha hecho en medio del aire durante un vuelo hacia Hawái.

El modelo en cuestión es un iPhone 6 que, según Anna Crail (la víctima), de la nada se envolvió en llamas y tuvo que arrojarlo al pasillo en medio del avión, aunque terminó llegando a la parte inferior del asiento de otro pasajero lo que ocasionó pánico en la cabina. Afortunadamente los miembros de la tripulación pudo apagar el incendio rápidamente.

Advertisement

Advertisement

“De repente habían llamas de hasta 20 centímetros de altura saliendo de mi teléfono y lo arrojé al piso pero se metió debajo de otro asiento. Las llamas no hacían más que crecer rápidamente y muchas personas se pararon asustadas”.

El responsable de este caso, cómo no, sería la batería de ion de litio del terminal. Estas pueden explotar bajo una gran presión y por esta razón fue que prohibieron en cabina las famosas hoverboards hace algunos meses (antes de prohibirlas por completo en Estados Unidos).

Representantes de la aerolínea Alaska Air, encargada del vuelo donde ocurrió este incidente, aseguraron que la tripulación de aviones comerciales está entrenada para manejar y solucionar este tipo de situaciones. Es poco probable que los vuelo terminen prohibiendo que las personas lleven dispositivos electrónicos con baterías, pero este es un recordatorio de que bajo ciertas condiciones cualquier smartphone puede explotar. [vía Komo News]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.