Foto: Rust

Rust es algo más que un juego. Algunas de sus peculiaridades parecen más propias de un experimento sociológico. En su última actualización, sus creadores han introducido un cambio importante que no ha sido del gusto de todos: el sexo del personaje se determina completamente al azar.

El cambio es el último de una larga serie de actualizaciones enfocadas a convertir la generación de personajes de este juego de supervivencia en un entorno apocalíptico en algo completamente aleatorio. Cuando Rust comenzó su andadura en Steam Early Access (allá por 2013), todos los personajes jugadores eran hombres blancos. Con el paso del tiempo y las actualizaciones, los nuevos jugadores comenzaron a aparecer con diferentes tonos de piel y características físicas variables que afectan hasta al tamaño del pene. (Los personajes comienzan el juego completamente desnudos y casi indefensos).

Hasta ahora, todos los cambios habían sido aceptados bien por la comunidad de jugadores, pero la idea de tratar de comenzar a sobrevivir en mitad de ninguna parte como mujer ha hecho que muchos jugadores se rasguen las vestiduras. El problema para estos jugadores es que el género del personaje no se puede elegir. Se determina de forma aleatoria en función del ID de Steam y se asocia a la cuenta de manera permanente. Uno de los desarrolladores lo explicaba así en un post de mediados de 2015, pero parece que los jugadores no le escucharon:

Para tratar de aclarar la confusión, cuando comienzas no se te da a alegir si quieres ser hombre o mujer. No es que estemos eliminando esa posibilidad de decidir. Es que nunca la habéis tenido.

Muchos jugadores se quejaron de que, al igual que tantos otros juegos online, Rust tiene chat de voz, y que resultaba raro que un personaje femenino tuviera voz masculina. Pearson replicó diciendo que es igual de raro que un personaje masculino con voz masculina o que un personaje adulto con la voz de un niño de ocho años.

Advertisement

Ahora que el cambio se ha hecho efectivo y las primeras mujeres han empezado a llegar a Rust, el foro del juego en Steam se ha llenado de comentarios de jugadores furiosos con el cambio, y de otros que se lo están pasando en grande tomando el pelo a los primeros.

Los moderadores del hilo en el que se discute la cuestión de dejar elegir o no el sexo de los personajes han tenido días duros borrando decenas de comentarios ofensivos. Por el momento, Rust no ha perdido jugadores. La mayor parte se quejan solo de que los personajes comiencen con la cabeza rapada, pero eso es común a ambos sexos. [Steam vía Motherboard]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.