AP/Al Behrman

Se supone que las cámaras de tráfico son una manera de lograr que los conductores respeten los límites, pero no faltan los que las acusan de ser mecanismos recaudatorios para hacer caja a costa de los conductores. En un pequeño pueblo de Ohio la recaudación les ha salido por la culata.

Según la cadena de noticias WLWT5, el ayuntamiento de Nueva Miami decidió instalar cámaras de tráfico en sus principales vías para regular la velocidad y multar a los vehículos que la superaran. Se tomaron su cruzada tan en serio que en solo 15 meses enviaron 45.000 multas por un valor de tres millones de dólares. Nueva Miami solo tiene 2.500 habitantes. La mayoría de los conductores cazados simplemente atravesaban el pueblo de camino a otra parte.

AP/Al Behrman

Todo iba bien (para las arcas del pueblo) hasta que el abogado Mike Allen interpuso una demanda contra las autoridades de Nueva Miami. La razón es bastante válida. A Nueva Miami se olvidó de proporcionar a los conductores multados una vía para recurrir la sanción si consideraban que no era aplicable. El propio Allen lo explica de manera muy pintoresca:

Advertisement

Advertisement

Si el gobierno quiere meterte la mano en el bolsillo y sacarte 100 pavos por una multa de velocidad, más le vale proporcionarte una vía razonable y justa de reclamar en caso de que quieras reclamar.

Un juez de Ohio ha dado la razón al demandante. Según la sentencia, el uso de cámaras de velocidad de Nueva Miami es un método inconstitucional, y su aplicación se ha realizado solo para el enriquecimiento del pueblo.

La sentencia puede poner al pueblo en serios aprietos. El ayuntamiento ya ha pagado el 40% de los tres millones que recaudó a la compañía que instaló el sofisticado sistema de cámaras de velocidad automáticas. De momento, la devolución del dinero a los multados ha quedado pendiente porque Nueva Miami ha decidido recurrir la sentencia. Incluso con la adecuada vía para recurrir, poner una cámara y sentarse a hacer caja quizá no sea la mejor manera de enseñar a la gente a respetar los límites de velocidad. [vía WLWT5]