Ubisoft tenía grandes esperanzas de convertir a For Honor en un juego para competencias profesionales desde antes de su lanzamiento. Sin embargo, seis meses después de su llegada sigue estando tan roto que un jugador ha aprovechado sus bugs para llevarse 10.000 dólares en un torneo.

El jugador Jakub Palen, conocido en el mundo gamer como “SB.Alernakin”, reconoció que abusó de una serie de bugs en el juego que le permitían que absolutamente todos sus ataques fueran imposibles de bloquear. Este es un fallo que lleva mucho tiempo reportado a Ubisoft y todavía no lo han solucionado.

Advertisement

El bug, o mejor dicho, el exploit es conocido como “unlock tech” dado que el jugador debe dejar de marcar a su oponente exactamente al momento de un ataque. Mientras su contrincante utilizaba técnicas oficiales del juego (como podemos ver en el siguiente vídeo, desde su perspectiva), el ganador aplicó una y otra vez la misma técnica hasta derrotarlo.

Su estrategia fue tan evidente que incluso Roman Campos-Oriola, director creativo del juego, lo criticó de manera sutil al momento de entregarle el trofeo y aseguró que pronto solucionarían este bug con una actualización:

“Buen trabajo amigo, aunque pronto tendrás que cambiar tu estilo de juego”.

Sobre su victoria, Palen sin pudor aseguró que “no sabía que iba a ser tan fácil” ganar, y que de hecho llevaba dos semanas sin tocar el juego antes del torneo.

Al final de todo, la verdadera responsabilidad de esto es de los estudios responsables de For Honor, quienes aún sabiendo que el juego está roto y existen fallos que pueden ser aprovechados para ganar de forma injusta siguen realizando competiciones sin nada de balance.

Advertisement

Ubisoft asegura que pronto actualizará el juego y estrenará sus servidores dedicados, pero mientras tanto recomendamos tomes en cuenta estos exploits al momento de unirte a una partida de multijugador. [vía Reddit / Ubisoft]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.