La costa de Indonesia, un mes más tarde del tsunami que la arrasó. Foto: AP/ Greg Baker.

Los tsunamis son una catástrofe natural teóricamente imparable. En 2004, una de esas series de olas gigantes mató a 280.000 personas en la costa de Indonesia. Un matemático de la Universidad de Cardiff cree haber encontrado la clave para disolver tsunamis antes de que alcancen la costa.

La clave para parar los tsunamis está, según Usama Kadri, en las ondas acústicas de gravedad (AGW por sus siglas en inglés). Estas ondas se generan dentro de un fluido cuando se rompe su punto de equilibrio y se desplazan por este fluido a la velocidad del sonido.

Al acercarse a la costa, la longitud de onda del tsunami se acorta, y las olas ganan altura. Imagen: International Tsunami Information Center

Los Tsunamis generan este tipo de ondas dentro del agua. Las AGW que nacen de los tsunamis se desplazan miles de metros a lo largo de frentes de cientos de kilómetros.

Simulación del maremoto de Indonesia en 2004

En un estudio de 2015, Kadri ya explicaba que estas ondas de sonido pueden usarse para predecir Tsunamis. Ahora va un poco más allá y explica que su fuerza incluso podría emplearse para “hacer tropezar” al tsunami, lograr que pierda su impulso y se disuelva de forma inofensiva antes de llegar a la costa.

Advertisement

Los cálculos de Kadri se basan en modelos matemáticos sobre cómo la energía de un tsunami se transmite y se disuelve dentro del agua. En otras palabras, son completamente teóricos por el momento. Haría falta idear un dispositivo o red de dispositivos que hiciese rebotar las ondas del sonido del tsunami de vuelta hacia la ola, o que generase ondas equivalentes que cancelen las del maremoto. Quizá las matemáticas de Kadri se conviertan en el futuro en una manera de contrarrestar estos salvajes fenómenos de la naturaleza y salvar vidas. [Heliyon vía Science Alert]