Puede que te consideres un buen conductor, pero estás lejos de este héroe anónimo de Ohio, en los Estados Unidos, que con 8 años y acompañado de su hermana de 4 este pasado fin de semana esperó a que sus padres se durmieran, les robó el coche y condujo hasta McDonald’s para darse un festín.

Tal y como informa WJW-TV:

El oficial de policía Jacob Koehler afirmó que el niño condujo algo más de kilómetro y medio desde su casa con su hermana pequeña en la parte trasera del vehículo. El viaje requirió cruzar 7 intersecciones, vías de tren, un par de giros a la derecha y una izquierda.

Los testigos del suceso señalaron que el chico obedeció todas las leyes de tráfico y el límite de velocidad.

Aquellos que pudieron presenciar el suceso llamaron a la policía y, poco más tarde, ya en el local, un amigo de la familia llamó extrañado a sus abuelos. Para el momento en el que llegaron las autoridades ya había pasado el drive-through del McDonald’s y había completado su pedido: una hamburguesa, nuggets y patata fritas, según el Weirton Daily Times. El chico lo pagó todo con dinero que había sacado de su hucha.

Advertisement

Desde nuestro lado solo podemos especular con cómo es posible que el chico se las apañase para mirar por encima del volante pero supuestamente aparenta ser lo suficientemente mayor como para poder pasar por el drive through de McDonald’s y que lo sirviesen, aunque los responsables del local simplemente asumieron que los padres se encontraban en la parte trasera.

Anécdota aparte, probablemente lo más interesante de la historia es cómo aclaró el chico que aprendió a conducir: viendo vídeos en YouTube.

Cuando buscas, los videos sobre cómo aprender a conducir que aparecen en YouTube son bastante extraños. La mayoría solo tienen unos minutos de largo y parecen destinados a aquellos a quienes se les ha negado el derecho o la posibilidad de conducir (o a alguien que tiene ocho años)

Se pueden establecer algunas posibilidades, entonces, sobre cuándo aprendió a conducir el joven. Quizá miró un vídeo de este tipo justo antes de salir y probó sus habilidades tan pronto como llegó a la carretera. Quizá lo premeditó durante un tiempo o quizá ya había practicado alguna vez antes. Koehler asumió que simplemente vio el vídeo unos minutos antes y decidió, por qué no, que era un buen momento para ir a servirse una hamburguesa.

Advertisement

“Creo que hay una buena lección aquí” afirma Koehler al Weirton Daily Times “La tecnología esta enseñando a los niños a hacer cualquier cosa y de cualquier manera. Este niño aprendió a conducir en YouTube. Probablemente miró cómo hacerlo durante cinco minutos y decidió que era hora de coger el coche”

Por cierto, otro chico fue avistado la semana pasada conduciendo un coche lleno con más niños y una cabra (!) en Nueva Zelanda. Lo mismo es una moda.[Fox8 Cleveland, Weirton Daily Times vía SFGate]