—¿Puedes hacerme un favor? ¿Puedes ir a buscar a tu madre? —No puedo, está muerta. Ha cerrado sus ojos y no respira. —Dale una buena sacudida y grita “¡mamá!”. —No ha funcionado. —¿Cómo te llamas? —Roman.

Roman es un niño londinense que salvó la vida de su madre acudiendo a Siri. Según la Policía Metropolitana de Londres, el pequeño de cuatro años desbloqueó el iPhone de su mamá y pidió ayuda al asistente de voz, que lo puso en contacto con el 999 (el número de emergencias británico).

La llamada se produjo el 7 de marzo y ha sido publicada este jueves. Roman explicó la situación a los servicios de emergencia y les dio su dirección:

El pequeño y sus hermanos creían que su madre había muerto, pero en realidad estaba inconsciente. Los paramédicos llegaron en 13 minutos, forzaron la puerta de la casa y encontraron a la mujer junto a sus hijos. Tras ayudarla a recuperar la conciencia, la trasladaron al hospital.

Advertisement

La increíble historia tiene un par de moralejas. La primera: más te vale enseñarles a tus hijos la dirección de su casa y cómo llamar a la policía en una situación de emergencia. La segunda: con los teléfonos fijos en peligro de extinción, los asistentes virtuales juegan un papel fundamental.

Los smartphones permiten llamar a los servicios de emergencia sin necesidad de desbloquearlos. En el iPhone, puedes usar Siri desde la pantalla de bloqueo, pero la Policía Metropolitana asegura que Roman siguió otro método: primero desbloqueó el teléfono con el dedo de su madre y después invocó a Siri, que hizo la llamada al 999. [Apple Insider]