Últimamente hemos visto peculiares fenómenos en Rusia, desde enormes destellos en el cielo, hasta cráteres que se abren de repente en el suelo. Esto último ha vuelto a suceder, aunque ahora se conoce muy bien la causa: el hundimiento de una mina de potasa. El incidente ha dejado un gran agujero de 20 x 30 metros justo en el centro de un pueblo abandonado.

Previo a que apareciera el enorme agujero, la mina Solikamsk-2 fue evacuada debido a la entrada de agua salina. Las autoridades regionales esperan que esta cavidad crezca hasta alcanzar, al menos, los 60 metros de diámetro. La mina se encuentra a solo 3 kilómetros de la población más cercana.

Sin embargo, lo preocupante es que la mina Solikamsk-2 está conectada a otra, llamada Solikamsk-1. Esta última está justo debajo del pueblo Solikamsk que sí está habitado. Aunque los túneles que las conectaban fueron cerrados hace años, la preocupación es que, tarde o temprano, el agua se filtre y cause un agujero igual de grande y peligroso.

Las autoridades rusas están estudiando el fenómeno para analizar cuál es el próximo paso a seguir. Si la población se ve amenazada, tendrán que evacuar todo el pueblo. [vía RT]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)