Investigadores de la Brigham Young University acaban de presentar un software revolucionario en el mundo del reconocimiento de imágenes. Se trata de un algoritmo que permite a robots o sistemas artificiales aprender por sí mismos a diferenciar objetos en fotografías o vídeo sin ninguna intervención humana.

En otras palabras, el algoritmo no requiere que una persona introduzca las variables visuales clave que diferencian, por ejemplo, a un perro de un gato. Es el propio programa el que establece esas diferencias. Dah-Jye Lee, Profesor de ingeniería eléctrica y computacional en la BYU lo explica de la siguiente manera:

En la mayor parte de las ocasiones, los creadores de un software de reconocimiento deciden en qué elementos centrarse y escriben el software según esos elementos. Con nujestro algoritmo simplemente proporcionamos una serie de imágenes y dejamos que sea la máquina la que decida que rasgos o patrones son importantes.

El nuevo algoritmo de Lee y su equipo es, además, mucho más preciso que los que se han desarrollado hasta ahora. Tras proporcionar al ordenador una serie de imágenes (aviones, coches, caras y motos) el programa ha sabido diferenciar estos elementos con una precisión de entre el 95 y el 98%.

Advertisement

El sistema también sirve para diferenciar imágenes de objetos cuyas diferencias son menos evidentes. Es posible, por ejemplo, distinguir entre diferentes especies de peces. El estudio sobre el algoritmo acaba de ser publicado en la revista Pattern Recognition. [BYU vía Slashgear]