En muchos aspectos, el fondo de nuestros océanos es un territorio tan desconocido como la superficie de otro planeta. Un nuevo mapa de alta definición elaborado a partir de datos obtenidos de dos satélites ha revelado miles de volcanes submarinos, fallas y otros accidentes orográficos que no se conocían hasta ahora.

Un grupo internacional de científicos liderado por el oceanógrafo David Sandwell, del Instituto oceanográfico Scripps, en California lleva años recopilando datos de dos satélites: el CryoSat-2 de la Agencia Espacial Europea, y el Jason-1 de la NASA.

Advertisement

Ambos satélites no tienen como objetivo primordial analizar el fondo oceánico, sino el clima, las capas de hielo de los casquetes polares o la gravedad terrestre. Sin embargo, ambos llevan precisos sensores altimétricos que permiten calcular la distancia entre ellos y el fondo oceánico casi como si hubiéramos quitado un tapón imaginario y vaciado completamente el agua del mar.

Uniendo todos los datos de ambos satélites, el equipo de investigadores ha elaborado un mapa 3D como nunca se había visto del fondo oceánico. La nueva cartografía ha revelado más de 20.000 nuevos detalles que no se conocían como volcanes o fisuras, y permitirá reconstruir con mucha más exactitud el mapa de placas tectónicas de nuestro planeta.

Advertisement

Entre los usos de este nuevo mapa estará el estudio y la prevención de terremotos. También es de interés para las compañías petrolíferas para encontrar nuevos yacimientos. Cryosat-2 ha renovado su misión por otros tres años, así que Sandwell y su equipo confían en añadir aún más detalles al mapa. La nueva versión se presentará en el próximo número de la revista Science. Puedes explorar el mapa de forma interactiva con la herramienta debajo. [vía Nature]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)