El caza más caro de la historia, que no es capaz de batir a todos sus predecesores, que utiliza un sistema de disparo anticuado, que no permite maniobrar bien al piloto o puede matarlo, que no vuela si el combustible se sobrecalienta y que cuenta con una larga lista de problemas de software, tiene también un fallo de radar.

Esta vez, un bug informático interfiere en la estabilidad del sistema de radar del F-35 Lightning II. “Lo que ocurre es que reciben una señal que menciona un deterioro del radar o un fallo del radar” explica el general Jeffrey Harrigian de la Fuerza Aérea. El problema se detectó a finales de 2015: “Empezamos a verlo durante las pruebas. Es algo que nos fuerza a reiniciar el radar” añadió el general.

Advertisement

Advertisement

Lockheed Martin, el fabricante del F-35, ha localizado la raíz del problema y está desarrollando una solución que debe entregar a la Fuerza Aérea a finales de marzo. Mientras tanto, los pilotos del avión que costó un billón dólares tienen que apagar y volver a encender el radar cada vez que ocurra el fallo.

Ya en 2014 se publicó que el desarrollo de software del F-35 iba con 14 meses de retraso. El del radar es sólo un problema informático más de los muchos que tiene el caza. Según un informe del Pentágono, ninguna de las variantes del F-35 cuenta con la capacidad adecuada para responder a las amenazas y no estará listo para entrar en servicio al menos hasta 2017.

El Cuerpo de Marines no piensa igual y ya ha declarado al F-35B como un caza capacitado para comenzar a operar. La Fuerza Aérea planea tener operativa su flota de F-35 Lightning II —que a pesar de los problemas, de los retrasos y del sobrecoste, es el avión más avanzado del mundo— entre el 1 de agosto y el 31 de diciembre de 2016. [vía IHS Jane’s 360]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)