Imagen: Splinter

Apenas han pasado dos semanas desde que México sufriera el peor terremoto en los últimos cien años y la tierra vuelve a temblar en el país. Un nuevo seísmo de 7,1 grados con epicentro entre Morelos y Puebla acaba de sacudir Ciudad de México.

Centros docentes como la Universidad de México (UNAM) han tenido que suspender las clases para chequear posibles daños en la estructura. Las autoridades recomiendan a los ciudadanos revisar sus viviendas en busca de grietas o anomalías en las paredes. Si se detecta alguna lo mejor es salir del inmueble. También es buena idea revisar las instalaciones del gas para comprobar que no haya fugas.

Se da la circunstancia de que el terremoto se h producido exactamente en el aniversario del mortal terremoto de 1985. En redes sociales ya comienzan a aparecer algunos vídeos e imágenes grabados justo durante el temblor.

Según el Servicio sismológico de México, el temblor ha sido 1.1 grados más débil que el de primeros de mes, y su epicentro ha tenido lugar entre los estados de Morelos y Puebla. En Univisión Noticias (enlace a continuación) están monitoreando las diferentes noticias relativas al temblor en directo.

Ciudad de México ha activado el comité de emergencias y ya hay varias vías principales afectadas como la carretera de Cuernavaca. Según las primeras estimaciones, Morelos ha sufrido los daños más graves, aunque aún es pronto para hacer un recuento de víctimas. El temblor ha causado una profunda grieta en la rampa de acceso a la terminal 2 del aeropuerto de Ciudad de México, y los vuelos se han visto retrasados.

Varias líneas de metro en Ciudad de México se han quedado sin luz y las entradas han experimentado tumultos cuando los viajeros han tratado de salir a la superficie. Hay un incendio en uno de los edificios de la Plaza Fórum y se han reportado derrumbes de varios edificios en la capital.

Advertisement

Como siempre, las autoridades recomiendan mantener la calma y no acercarse a curiosear a las zonas afectadas para que los servicios de emergencias hagan su trabajo. A los españoles que tengan familiares o amigos en el país, recordarles los números para emergencias consulares: