Un vuelo que se dirigía a Kuala Lumpur, Malasia, desde la ciudad australiana de Perth, tuvo que dar vuelta atrás después de una hora en el aire. El avión comenzó a sacudirse muy fuerte después de que se escuchara una explosión, por lo que el piloto pidió a los pasajeros que comenzaran a rezar.

El avión era un Airbus A330 de la aerolínea AirAsia X. La travesía comenzó exactamente a una hora y quince minutos de haber despegado, momento en el que los pasajeros escucharon una explosión y el avión comenzó a sacudirse. El piloto y las autoridades tomaron la decisión de que regresara a su origen, dado que era el aeropuerto más cercano para realizar un aterrizaje de emergencias.

Advertisement

El viaje de regreso duró una hora, y durante cada segundo el avión se sacudió como si se tratara de una lavadora averiada. En dos ocasiones, el piloto pidió a los pasajeros que rezaran sus oraciones por el bienestar de todos.

Muchos de los pasajeros estaban dormidos y aseguran haber sido despertados por el sonido de la explosión y las sacudidas. El vídeo que ves sobre estas líneas, grabado por un pasajero, muestra a la perfección cómo se sacudía el avión por culpa del fallo técnico. Los pasajeros tuvieron que soportar una hora volando de esta forma.

Advertisement

Advertisement

Otro de los pasajeros, Damien Stevens, mencionó en una entrevista con CNN que estuvieron muy asustados durante todo el vuelo, y que al momento del aterrizaje el piloto les pidió que se pusieran en posición preparándose para un posible impacto. Afortunadamente, tras una hora de terror, el avión aterrizó sin ningún inconveniente.

Tanto Airbus como Rolls-Royce, compañía responsable de los motores del avión, aseguran que están investigando el incidente tratando de descubrir qué sucedió. Afortunadamente, esto no terminó en tragedia. [vía Maesaya (Instagram) / Jalopnik / CNN]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.