Cárcel. AP

Como si fuera un guión de película, pero en la vida real. Un dron ha permitido a un preso hacerse con unas tenazas como parte de un elaborado plan de huida. El hombre también había conseguido teléfonos, armas y al menos 47 mil dólares en efectivo. Las autoridades han comunicado que ya ha sido capturado.

Se trata de la segunda vez que Jimmy Causey escapa de una prisión de máxima seguridad en el estado de Carolina del Sur. Causey, de 46 años, está cumpliendo cadena perpetua por el secuestro a punta de pistola de un abogado en el año 2004.

Advertisement

La primera vez que escapó, Causey y otro recluso se escondieron en un camión de basura y fueron arrestados tres días después de que una mujer los identificara en un motel. En cambio y según las autoridades, en esta segunda ocasión tenía un plan más elaborado. Según Bryan Stirling, director de la prisión:

Jimmy Causey. AP

Los Funcionarios penitenciarios están investigando cómo pudo escapar Causey el martes y pasar desapercibido durante seis horas. Un teléfono de contrabando y unas tenazas con las que ha cortado el alambre, presuntamente facilitadas a través de un dron en el patio de la prisión, parecen haber propiciado la fuga con éxito.

Al igual que la primera vez, engañó a los guardias con un muñeco en su cama. Se escapó alrededor de las 8 p.m. el 4 de julio, pero los funcionarios de la prisión no se dieron cuenta de que se había ido hasta las dos de la madrugada del día siguiente.

Obviamente, los investigadores ahora están tratando de averiguar cómo demonios se hizo con todo ese dinero, los cuatro teléfonos y la herramienta que le permitió salir de la cárcel. [PopularMechanics]

Advertisement