A primera vista la imagen de arriba es bastante aburrida. Sin embargo, ese punto brillante que nos mira fijamente, flotando en mitad de la nada, somos nosotros, la Tierra. Y el que está justo debajo, un poco a la izquierda, la Luna. La foto la tomó el pasado viernes la sonda Cassini desde Saturno, a unos 1.440 millones de kilómetros de distancia, y se ha publicado ahora. Debajo puedes ver una versión coloreada, pero así, tal cual, en bruto, se aprecia mucho mejor lo que realmente somos: un simple punto en la abrumadora inmensidad del Universo.

Esta es la versión coloreada publicada en Universe Today. La de arriba es la imagen sin procesar, tal cual salida de la cámara de la Cassini. Así de insignificantes somos y así de gigantesco es el Universo.

Para una visión más "terrenal" de nosotros mismos, y aprovechando que este fin de semana se cumplieron 44 años del aterrizaje en la Luna del Apollo 11, debajo puedes ver algunas imágenes de la Tierra tomadas por los astronautas Neil Armstrong y Buzz Aldrin que tal vez aún no has visto.

Fotos: NASA