El plato estrella del restaurante Gold Curry, en la prefectura de Ishikawa, es el Katsu karē, un arroz al curry servido al estilo japonés, con una densa salsa, filetes de cerdo empanados y repollo en tiras. El establecimiento tiene un menú especial para valientes o gente a la que le guste mucho el curry.

El menú consta de varios retos con diferentes recompensas a elegir según el tamaño de tu estómago. Las opciones son:

  • Arroz con Curry de 2 kilos (18 dólares): Si te lo comes en menos de 15 minutos es gratis.
  • Arroz con Curry de 4 kilos (31 dólares): Si te lo comes en menos de 30 minutos es gratis.
  • Arroz con Curry de 6 kilos (45 dólares): Si te lo comes en menos de 30 minutos no solo es gratis. Gold Curry te recompensa con 270 dólares.
  • Arroz con Curry de 8 kilos (58 dólares): Si te lo comes en menos de 45 minutos el local te paga 450 dólares (y el almuerzo es gratis).
  • Arroz con Curry de 10 kilos (72 dólares): Si te lo comes en menos de una hora te sale gratis y te llevas el premio gordo: 900 dólares.

Antes de que os lancéis de cabeza a un avión hacia Japón con una cuchara en la mano, conviene recordar que el reto solo es válido si se asume individualmente, y que el plato de cuatro kilos (abajo) ya tiene un aspecto que intimida a cualquiera.

Fotos: Woodball

Por otra parte, hay que tener en cuenta que lo que estamos comiendo es, en su mayor parte, arroz. En otras palabras, que no es un alimento que llene poco precisamente. Sirva esta imagen del plato de 10 kilos a medio preparar para poner un poco de contexto a la pesadilla estomacal que te espera.

Foto: Woodball

A continuación, algunas fotos más del desafío de los 900 dólares. Las dos primeras comparan el plato con un arroz con curry individual de los que comen los humanos estándar que acuden al establecimiento.