Imagen: UCJG Paris

Era el año 1891 y algo increíble estaba a punto de llegar al mundo. En Springfield, Massachusetts, el profesor de educación física James Naismith había inventado un nuevo juego llamado baloncesto que era fácil de aprender y que se podía jugar en un espacio interior durante el invierno. Con solo un balón de fútbol (al principio se jugó con esto) y dos canastas, el primer partido de baloncesto tuvo lugar el 21 de diciembre de ese año en la YMCA Training School.

Poco después en 1893, el juego llegó a Europa. La primera vez que se jugó al baloncesto en Europa fue en París en el gimnasio del YMCA de la ciudad (también conocido por sus siglas UCJG en francés). Las instalaciones multiuso del YMCA era las primeras de este tipo en Francia. Además de una cancha de baloncesto, el centro también disponía de una pista de bolos y una piscina cubierta.

Imagen: UCJG Paris
Imagen: UCJG Paris

Hoy en día, los responsables del centro afirman que la cancha de baloncesto en su gimnasio es la más antigua del mundo. De hecho, el gimnasio es muy similar al que usó Naismith para el primer partido. La cancha ha sido usada continuamente desde que abrieron las instalaciones hace más de 120 años. No ha cambiado mucho en este tiempo. El gimnasio da la impresión de que uno ha sido teletransportado en el tiempo.

Advertisement

Advertisement

La canasta de baloncesto sigue colgada a un poco más de tres metros del suelo, la misma altura que escogió Naismith en 1891. No había ninguna razón especial para esto, simplemente se hizo porque estaba a la misma altura que la pista de atletismo de la parte de arriba de la cancha. De hecho, esta pista también sigue ahí, aunque dicen que parece un poco inestable. El suelo tiembla un poco al entrar debido al estado de las viejas tablas de madera.

Imagen: UCJG Paris

Su antigüedad, sin embargo, se ha convertido en un problema. Aunque el centro y la cancha siguen abiertos, no se suele jugar baloncesto porque no está en condiciones para un partido. A pesar de esto, sí se usa para otros eventos. La Federación de Baloncesto de París, por ejemplo, ha realizado ruedas de prensa en el lugar. Givenchy, la empresa de moda, también lo usó para sacar fotos de su colección de primera en 2012.

Advertisement

La directora del YMCA dice que la cancha necesita renovaciones pero que no hay dinero. Se necesita limpiar, pulir y fijar las tablas de madera de nuevo. El proyecto costaría aproximadamente $86,000.

Los responsables del centro siguen pensando en diferentes ideas para recaudar fondos y renovar el gimnasio. No quieren un cambio drástico o un espacio nuevo, simplemente quieren ver el gimnasio como era antes.

Advertisement

[The New York Times]