Tesla lanzó su sedán eléctrico el viernes por la tarde e intentó hacer todo lo posible para convertir el evento en algo memorable. Pero un aspecto clave que se destacó en la breve presentación fue el precio. El venerado “Tesla más asequible” del que habíamos escuchado hablar por meses no tenía exactamente el precio que se había publicado.

En realidad solo los Model 3 más básicos tendrán un precio de 35.000 dólares. Si lo personalizas de cualquier forma, tal como escogerlo en un color que no es negro, el precio final se acercará a 43.000 dólares rápidamente.

Advertisement

Dicho de otra forma, el precio de 35.000 dólares ostentado durante meses por parte de la empresa es sobre todo un tecnicismo. El coche con este precio ni siquiera está disponible ahora. Los que quieren un coche de 35.000 dólares tendrán que esperarse hasta el otoño.

Había numerosas preguntas sobre lo que Tesla iba a revelar el viernes. Una de las grandes era si Tesla iba a introducir una nueva versión personalizada del Model 3. De hecho, sí lo hizo, y fue la gran revelación del evento. El Model 3 de “larga distancia”, el “Tesla para todos”, el que tiene un alcance de 500 kilómetros, pasa de 0 a 100 en 5.1 segundos y tiene una capacidad de llegar hasta 225 km/h, iba ser, bueno, un poco más caro. Con respecto a su tiempo de carga, este modelo puede recargar 270 kilómetros en 30 minutos.

Un nuevo modelo del coche es, por supuesto, información pertinente para el comprador. Pero lo que fue evidente en la presentación era que el Model 3 con un precio de 35.000 dólares — el coste que todos los observadores y periodistas habían grabado en sus mentes — solo te consigue un coche con lo más básico, literalmente. La periodista de Bloomberg, Dana Hall, captura la situación perfectamente:

Así que si quieres un Model 3 en un color que no sea negro, con una batería para largas distancias, con más opciones y piloto automático, el precio será 58.000 dólares.

Advertisement

Además, como comenta Electrek, Tesla se centrará en producir los Model 3 de “larga distancia” (en otras palabras, los más caros) primero:

El CEO Elon Musk declaró que la versión “estándar” del Model 3 no estaría disponible hasta el otoño. La empresa se está centrando en fabricar los coches que requieren una batería más grande para simplificar el proceso de producción. Esto incrementa el precio en 9.000 dólares.

Esas son las especificaciones para la versión con un motor y tracción trasera del Model 3. Musk reiteró que la empresa espera sacar los versión con motor doble y tracción a las cuatro ruedas en el futuro (de nuevo para simplificar la fabricación inicial de los coches).

Quizá estamos criticando un poco. No obstante, Musk comentó en una rueda de prensa el viernes que Tesla actualmente tiene más de 500 reservas para el Model 3. Esto significa que medio millón de personas han dejado un depósito de 1.000 dólares para un vehículo que costará mucho más de los 35.000 dólares publicados si quieren el coche en un color que no sea negro. Si quieres el coche en color plata metálico, con llantas más grandes y un piloto automático, el coche de repente tiene un precio de 43.000 dólares.

No estoy diciendo que el precio de 35.000 dólars que publicó Tesla era completamente falso. Pero estaría asombrado si ni una persona que reservó un Model 3 se sorprendió al ver el evento el viernes, donde estaba claro que el modelo “estándar” era realmente eso: lo más básico. Eso era clave. Ya veremos si Tesla puede mantener las 500.000 reservas a lo largo de 2017.