AP

Probablemente estemos ante un fallo histórico, nunca antes había pasado. Un tribunal italiano ha dictaminado que el uso excesivo de un móvil relacionado con el trabajo provocó que un ejecutivo desarrollara un tumor cerebral benigno. Nosotros nos hemos quedado igual.

Advertisement

Con esta decisión la corte en la ciudad norteña de Ivrea otorgó al demandante una pensión financiada por el estado. Una sentencia que fue entregada el 11 de abril aunque sujeta a un posible recurso.

Roberto Romeo, de 57 años, había declarado que sus obligaciones laborales le obligaban a usar su móvil de tres a cuatro horas de cada día hábil durante 15 años. Tras la sentencia sus abogados han declarado en un comunicado lo siguiente:

Advertisement

Por primera vez en el mundo un tribunal ha reconocido una relación causal entre el uso inapropiado de un teléfono móvil y un tumor cerebral.

Romeo ha expresado al diario The Guardian que su intención no era la de demonizar a los móviles, aunque también dice que con su batalla debemos ser más conscientes de cómo usarlos. Según el demandante:

Yo no tuve más remedio que usar mi móvil para hablar con colegas y organizar cosas del trabajo. Durante 15 años estaba llamando todo el tiempo, desde casa o en el coche. Un día empecé a tener la sensación de que mi oído derecho estaba bloqueado todo el tiempo y me diagnosticaron el tumor poco después, en el 2010. Afortunadamente fue benigno, pero ya no puedo escuchar nada porque tuvieron que quitarme el nervio acústico.

Un médico estimó el daño a Romeo en un 23% de sus funciones corporales, lo que llevó al juez a dictaminar una indemnización de 500 euros al mes a pagar por INAIL, un seguro nacional que cubre los accidentes de trabajo.

Sponsored

Desde luego y como decíamos, no deja de ser un caso inaudito cuando existen un gran número de estudios científicos que han llegado a la misma conclusión: los móviles no suponen ningún riesgo grave para la salud humana al nivel de uso de la mayoría de las personas. [The Guardian]