Alan Eustace, vicepresidente de Google, ha conseguido superar el récord establecido por Felix Baumgartner en octubre de 2012, saltando al vacío desde una altura de 135.908 pies (41,42 km). Baumgartner se convirtió en el primer ser humano en superar la barrera del sonido sin apoyo mecánico pero su salto se realizó desde 128.100 pies (39,04 km).

La hazaña de Eustace es sorprendente por varios motivos. El más importante es que se trata de un proyecto para el que no ha contado con patrocinios comerciales. El salto de Baumgartner se convirtió en un circo mediático de dos días por el apoyo de Red Bull. La hazaña de Eustace, en cambio, ha pasado casi desapercibida. El ingeniero, que es aficionado al pilotaje y el paracaidismo, llegó incluso a rechazar la ayuda de Google para financiar el evento.

Advertisement

Durante la caída, de 15 minutos, Eustace llegó a superar los 1.287 kilómetros por hora de velocidad de descenso, rompiendo al igual que Baumgartner la barrera del sonido. Los asistentes al evento en Roswell, Nuevo Mexico, aseguran haber escuchado un pequeño boom sónico durante el descenso.

Eustace ha trabajado en este proyecto con un pequeño equipo de ingenieros durante tres años. Ascendió sin una cápsula especial, tan sólo anclado con el traje protector presurizado a los globos de helio. Grabó la experiencia mediante una simple cámara GoPro pero de momento el vídeo no se ha hecho público. La Asociación Norteamericana de Paracaidismo (USPA) ha certificado la altura del salto. (vía NYT)

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)