Lo que ves en la foto es un portátil Compaq LTE 5280 de comienzos de los 90 equipado con una tarjeta CA. McLaren Automotive es uno de los fabricantes de automóviles más avanzados del mundo, pero aún sigue utilizando este PC con sistema operativo DOS. De hecho, es la única llave de cientos de deportivos McLaren F1 que valen millones de dólares.

McLaren Special Operations (MSO) es un taller único en el mundo. Está a pocos minutos de su centro tecnológico en Woking, Reino Unido, un edificio en el que el fabricante diseñaba sus prototipos de Fórmula 1 antes de lanzarse a competir con Ferrari en la fabricación de deportivos para fuera de los circuitos. MSO es precisamente el taller donde se realiza el mantenimiento de los McLaren F1.

Advertisement

En total, McLaren ha construido 106 F1 de los que todavía existen 100. Para muchos, este modelo es el superdeportivo más grande de todos los tiempos. Es el primer automóvil de producción en serie que se construyó sobre un chasis monobloque de fibra de carbono. Lo diseñó la leyenda de la Fórmula 1 Gordon Murray, y se alimenta de un impresionante motor V12 que convirtió al F1 en el automóvil legal para carretera más rápido del mundo. Ese récord se mantuvo durante seis años hasta 1998.

Advertisement

El F1 es, en definitiva, una máquina muy especial y siempre lo será.

McLaren no escatimó en tecnología ni materiales (el auto lleva Kevlar y oro en sus componentes) a la hora de diseñar sus F1. Sin embargo, se diseñó a principios de los 90, y eso significa que lleva los mejores chips... de 1990.

Advertisement

Los casi 630 caballos de potencia del F1 son posibles gracias a una delicada combinación de componentes de marcas como Bosch, Lucas y TAG. Cuando visité el taller de McLaren Special Operations, tuve la suerte de que uno de esos míticos automóviles, el número 72, estaba allí para una reconstrucción completa después de que lo destrozaran en una carretera italiana. Así pude ver exactamente para qué se usa el portátil Compaq.

McLaren invierte miles de libras en una versión específica del Compaq LTE 5280 cuando podría comprar otro laptop muy similar (o mejor) en eBay por apenas unos cientos. ¿Por qué? Uno de los técnicos de MSO lo explica:

La razón por la que necesitamos específicamente esos portátiles Compaq es que llevan una tarjeta CA que sirve de interfaz entre la computadora y el vehículo. Actualmente estamos trabajando en una nueva interfaz compatible con portátiles nuevos porque los viejos Compaq cada vez son menos fiables y más difíciles de conseguir.

Cada McLaren F1 cuesta alrededor de 13 millones de dólares hoy en día. MSO entiende que uno de los superdeportivos más deseados de todos los tiempos necesita un servicio técnico que lo mantenga en las mismas óptimas condiciones en las que estaba cuando lo fabricaron en 1992. Hasta que se desarrolle esa nueva interfaz, la herramienta más preciada para los técnicos de McLaren es un autentico fósil viviente en el mundo de la electrónica.

Fotos: Patrick Gosling. Artículo original publicado por Máté Petrány en Jalopnik.


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.