Hasta ahora, casi todos los drones para uso recreativo eran cuadricópteros, pero esa opción no es ni mucho menos la única a la hora de volar. El mercado de drones va madurando y Parrot ha decidido probar suerte con uno de ala fija. Solo lleva una hélice, pero eso no le impide alcanzar una brutal velocidad de 80 Km/h.

En esencia, el Parrot Disco, que es como se llama este nuevo dron, es una cámara FullHD 1080p dotada con un potente estabilizador de imagen y rodeada de una gran ala en forma de V.

Pese a su configuración, manejar el vehículo es tan sencillo como girar a derecha e izquierda y mover el morro arriba y abajo. Los giros se realizan mediante motores que varían automáticamente la inclinación de las alas. La aplicación de control remoto de Parrot también permite dejar el vehículo en modo completamente autónomo. El sistema utiliza la cámara, sensores de infrarrojos y GPS para mantener el rumbo, la velocidad y la estabilidad en el aire.

Su batería y consumo, además, le permite una autonomía muy prolongada: hasta 45 minutos en el aire. Entre los detalles más discutibles está que no es nada portátil. No se puede plegar y mide 110 cm de envergadura. Tampoco tiene tren de aterrizaje. Su estructura de espuma reforzada le permite resistir a una especie de aterrizaje de emergencia controlado.

Parrot aún n oha especificado una fecha oficial para el lanzamiento del Disco ni su precio, pero lo veremos en tiendas en los próximos meses. De momento ya ha ganado uno de los premios a la innovación del CES de este año. [vía Parrot]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)